martes, 6 de mayo de 2014

ESTÁS PÁLIDA POR EL CANSANCIO

Hola a todos.
Hoy, vengo con el tercer poema de este especial dedicado a lord Shelley.
Se llama Estás pálida por el cansancio. 
¿Dedicado a su legítima esposa Harriet? ¿A Mary? No se sabe a quién se lo dedica.

Estás pálida por el cansancio
De escalar inmensos cielos y mirar fijamente la tierra,
Errante y sin compañía
Entre estrellas que nacieron en distintas épocas,
Y siempre cambian, como un ojo triste,
¿Descubres así que ningún objeto merece tu constancia?


1 comentario:

  1. Me gusto más el otro poema, pero este también es muy bello

    ResponderEliminar