viernes, 11 de diciembre de 2015

DE NUEVO LA NAVIDAD

Hola a todos.
Siempre me he considerado un bicho raro. No me gustan nada los días en los que hace calor. Quizás, por ese motivo, no me gusta nada el Verano. Por eso, me siento feliz cuando se va el calor. Cuando llegan los fríos.
He nacido en un lugar donde hace Sol la mayor parte del año. Las temperaturas son suaves, incluso, en Invierno. El clima está cambiando. Dentro de nada, los Inviernos serán también cálidos.
Estoy contenta. Ha llegado el Invierno. ¡Otra vez!
Es curioso. El tiempo pasa muy deprisa.
Cuando he venido a darme cuenta, se ha ido el Verano. Estamos en una estación nueva.
Los meses han pasado muy deprisa. Cuando uno está ocupado, el tiempo pasa volando. No ocurre lo mismo cuando uno no sabe qué hacer.
Prefiero estar ocupada. Intentar tener mis días distraídos. Haciendo cosas.
El título de la entrada lo dice todo. Ya está cada vez más cerca la Navidad. Salen villancicos del interior de las casas. La gente saca instrumentos tales como la zambomba o la pandereta. Parecen que todos están de mejor humor.
Uno intenta estar contento en Navidad. No sé porqué es una época del año en la que uno quiere estar más contento. Demostrar su mejor cara. Sentirse generoso.
Se es más generoso en Navidad que en cualquier otra época del año. ¿Por qué será?
Comemos cosas que no podemos comer en otras épocas del año. El turrón...El mazapán...
Antes, se emitían películas de corte navideño en la tele. Todavía se siguen emitiendo películas de ese tipo en la tele.
Pero cada vez son menos las películas navideñas que se emiten. Sólo falta que nieve para que sea una estampa navideña perfecta.
Pero, en mi ciudad, La Unión, rara vez nieva. Y las dos veces que he visto que ha nevado no ha sido en Navidad. Era en Enero. Cuando se había despedido la Navidad...
Un año más que está a punto de llegar a su fin. Hemos de hacer balance de cómo nos ha ido. ¿Hemos logrado nuestros objetivos para este año? ¿Nos hemos portado mal con las personas que queremos? ¿En qué hemos de enmendarnos?
Es un año más el que termina. Y empezamos a hacer propósitos para el año que está a punto de entrar. ¿Cumplimos de verdad esos propósitos?
Se podría hablar largo y seguido de ese tema. Pero prefiero dejarlo para otra entrada. Ahora, no es el momento.
Es tiempo de reunirse toda la familia. Sin embargo, las familias tienen que estar unidas durante todo el año. Verse una vez y un tanto obligado no sirve. La familia que se quiere de verdad permanece todo el año junta.
Aunque estén todos lejos. El amor tiene que ser más fuerte que la distancia. Ya faltan dos días para que se celebre la Nochebuena. Por lo general, se come mucho esa noche. ¿Es necesario comer tanto? Si uno está triste, aunque sea Nochebuena, ¿tiene que hacer un esfuerzo por fingir que está contento aunque, en el fondo, sólo tenga ganas de llorar? Deberíamos de estar contentos y felices en Navidad.
Pero no tiene que ser todo tan forzado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada