miércoles, 7 de agosto de 2013

EL CANTÓN

Hola a todos.
Hoy, me gustaría compartir con vosotros cierta información que encontré navegando por Internet sobre un bonito lugar de Cartagena. Se llama El Cantón:

El Cantón se encuentra en una geografía dominada por la Sierra de Barinas, y es en ésta donde en su momento se encontraron restos prehistóricos.
            El hallazgo de restos de herramientas de silex, piedras pulimentadas y restos argáricos en el yacimiento del Moreterico, con restos cerámicos y de útiles de piedra como hachas, nos recuerdan que hace más de cuatro mil años las sociedades de cazadores y primeros agricultores se abrían paso en estas geografías. Tras ellas llegarían las primeras civilizaciones, encontrando en zonas del entorno del Cantón vestigios de la íbera y la romana.
            La historia medieval sería testigo de cómo las aldeas de Abanilla manufacturaban muchos de los productos artesanales que se vendían en la vecina Orihuela, a la que Abanilla estaría ligada hasta el siglo XIII de una manera administrativa. Todavía en esta aldea de El Cantón se confeccionan productos como los higos secos con almendra o las puntillas y encajes de bolillos que, antiguamente, constituían parte de las mercancías llevadas a Orihuela para su venta.
            En El Cantón no se habla valenciano, ya que la población fue agregándose, sobre todo, a raíz de la Reconquista y, principalmente, durante las posteriores repoblaciones de la Edad Moderna, provenía en su mayoría de Castilla.
Siendo una zona tan cercana a la sierra las recetas de caza no son extrañas a esta gastronomía, las perdices estofadas o en escabeche, los guisos de carnes como la de conejo o liebre y los famosos gazpachos son algunos ejemplos de las comidas que suelen prepararse en El Cantón.
            Legumbres y verduras tienen su espacio propio en las mesas de El Cantón aunque no sea tierra de huertas. Solas o combinadas con otros elementos, como los huevos, dan lugar a platos igualmente ricos como los potajes, el empedrado o las habas cocidas.
            El Cantón conserva los platos más representativos de esta cocina como son las conocidísimas gachasmigas o las tortilleras, los sabrosos arroces con conejo y caracoles o las carnes a la brasa.
La pedanía de El Cantón está situada entre canteras.
             Los campos de estas tierras están dedicados al cultivo de la vid, uva de secano cuya producción es destinada a la elaboración de vinos. Los cultivos de Abanilla están, en su mayoría, protegidos bajo la denominación de origen Alicante.
Estas plantaciones están obligadas a cumplir unos requisitos como la densidad máxima de plantación o un límite de producción que para las variedades tintas es de 7.500 Kg. por hectárea y para las blancas de 9.000 Kg. por hectárea.
            La actividad artesanal es mínima pero en esta pedanía conservan el tradicional encaje de bolillos.

Perdonad que no coloque una imagen que lo defina mejor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada