martes, 28 de abril de 2015

LA CHICA DE LOS OJOS GRISES

Hola a todos.
Hoy, os traigo un nuevo añadido a La chica de los ojos grises. 
Veamos una conversación entre Maude y Samantha.

                            Maude tenía la sospecha de que Edmund jamás acabaría fijándose en ella. ¿Por qué no dejaba de pensar en él?
-Las flores que plantó madre ya han florecido-le comentó Samantha-Espero que no le importe que corte unas cuantas. Las quiero poner en la tumba de Gabriel.
-No es bueno que vayas tantas veces al cementerio-la regañó Maude-Vas a terminar enfermando.
-¿Por qué eres tan cruel conmigo?
                           Samantha y Maude estaban en el jardín. Lo último que quería Maude era discutir con su hermana menor. Era cierto que la verdolaga que su madre había plantado tiempo atrás había florecido.
                            Maude pensó en Stella. Edmund estaba perdidamente enamorado de ella.
                           Por eso, quería casarse con la joven. Por amor...
                           Maude conocía a Stella, una chica agradable. La mejor amiga de Samantha...
                           Pero también muy bonita...No había querido viajar a Londres para tener allí su puesta de largo. No le había dado tiempo, más bien. Maude se asustó al imaginar que Stella también podía estar enamorada de Edmund.
-¿Cómo ves a tu amiga Stella?-interrogó a Samantha.
-La veo bien-contestó la joven.
-Me refiero a su compromiso. ¿La ves enamorada de mister Templewood?
-No sabría qué decir. Le tiene miedo a la boda.
-Hay algo más.
-Le brillan los ojos cuando me habla de sir Edmund. Jamás la había visto así. Me recuerda a mí cuando Gabriel me pidió matrimonio.
                       Samantha esbozó una sonrisa triste al recordar a su amado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada