viernes, 11 de septiembre de 2015

GIDGET GEIN

Hola a todos.
La entrada que hago en este blog es, cuanto menos, sorprendente.
Nunca he negado que soy una gran admiradora de Marilyn Manson.
Me gusta su voz ronca. Me gusta su estética tan llamativa. Y soy de las que de verdad cree que se cortaba (ahora, ya no lo hace) en sus conciertos. Tiene cicatrices en su cuerpo que así lo demuestran.
No vengo a hablaros hoy de Marilyn Manson, sino del que fue su bajista durante la primera etapa de la banda, desde 1989 hasta 1994.
Se trata de Gidget Gein.



Gidget Gein nació Brad Stewart tal día como hoy, 11 de Septiembre. Pero nació en el año 1969. De haber vivido, hoy sería su cuarenta y seis cumpleaños.
Sin embargo, parece que los grandes talentos están condenados a una vida demasiado breve.
Nadie tiene la menor duda de que poseía un gran talento para tocar el bajo. Tenía una personalidad única. Era serio y algo tímido, pero también era divertido y agradable. Captó la atención de Marilyn Manson y se unió al grupo de éste.
Tras tocar en diversos locales, la suerte sonrió al grupo. Trent Renzor, líder del grupo Nine Inch Nails, se fijó en la banda. Los reclutó para su sello discográfico, Nothing Records. 
Sin embargo, la heroína fue la mayor perdición de Gidget. Siempre estaba diciendo que se iba a desintoxicar. Nadie tiene la menor duda de que sus intenciones eran las mejores. Quizás, le faltó ayuda. Quizás, le faltó a a él mismo coraje. Y eso es lo que más rabia me da.
Poseía un gran talento. Pero la heroína tomó el control de su vida. Lo fue alejando cada vez más de su gran pasión, la música. Lo alejó de los miembros de la banda. A finales de 1993, fue ingresado de urgencia en un hospital tras sufrir una sobredosis de heroína.
Mientras estaba recuperándose, sus propios compañeros (lo cual no les termino de perdonar) aprovecharon para echarle del grupo. Fue una puñalada trapera en toda regla.
En 1999, Gidget llegó a Nueva York, donde formó una nueva banda que sólo sacó a la venta un único disco. La banda se llamaba Gidget Gein and the Dali Gaggers. 
No terminaba de superar su adicción a la heroína. Y no se dio así mismo la oportunidad de resurgir de sus cenizas. Volvió a ser ingresado tras sufrir una nueva sobredosis de heroína.
Decidió regresar a Florida, el Estado donde nació. Realizó toda clase de trabajos. Trató de encontrar fuerza en su corazón para abandonar aquel terrible vicio que iba a llevarle a un punto sin retorno. Se volcó en el diseño. La pintura se convirtió en su pasión. Diseñaba ropa. Realizaba esculturas. Organizó numerosos desfiles y también muchas exposiciones de arte. Le encantaba. Se hacía llamar Gollywood.
En el año 2002, dejó a un lado sus rencillas con Marilyn Manson. Participó con él en el videoclip de su tema (s) AINT, del álbum The Golden Age of Grotesque. 
Llegó a aparecer en varias películas. Parecía que había dejado atrás su adicción.
Sin embargo, un fatídico 8 de octubre del 2008, Gidget nos dejaba para siempre, víctima de una sobredosis de heroína. Dos veces había sobrevivido a la misma, pero no pudo hacerlo una tercera. Encontraron su cuerpo al día siguiente en su casa de la ciudad californiana de Burbank.
Todos decían que estaba limpio de drogas. Que tenía muchos proyectos en mente, como una nueva colaboración con Marilyn Manson y un nuevo álbum. ¿Qué ocurrió?
Eso nadie lo sabe.
Gidget ya no está, pero nos queda su música. Su talento...
He aquí mi pequeño homenaje.
Sigo enfadada con él porque nos dejó muy pronto. Porque no supo sobreponerse a su enfermedad. Era un drogadicto. Estaba enfermo. Era un esclavo de la heroína. No era una mala persona. Todos los que le han tratado hablan maravillas de él.



Casi siete años después de su muerte, no se le olvida. Se le recuerda con cariño.
He aquí mi homenaje a este buen músico. Alguien que nos dejó antes de tiempo. Y al que se le recordará siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada